Publicidad

1001Para muchos rondaba en el recuerdo la tarde del Martes Santo de 2007, cuando una situación meteorológica similar dejaba en su templo de la barriada de Las Portadas a la Hermandad de Pasión. Cuatro años después la historia vuelve a repetirse y Pasión no pudo realizar su estación de penitencia a causa de la lluvia.

Desde la junta de gobierno de la cofradía estaban desde por la mañana muy pendientes de los partes meteorológicos que le iban llegando y eran conscientes de que la situación no pintaba bien. Según declaraciones de su hermano mayor, José Manuel Zamora, a media mañana, dependiendo de lo que la agencia estatal de meteorología les indicase media hora antes de la salida, anularían la estación de penitencia o se darían un margen para ver si la situación mejoraba.

1003La junta de gobierno optó por lo segundo, ya que la decisión de no salir no se tomó hasta cerca de las cinco y media de la tarde. La hora que Zamora anunciaba como tope para poner en marcha una cofradía que tiene que hacer su recorrido desde la periferia. Las prediciones sólo anunciaban una posible mejoría a partir de las 20:00 horas.

Publicidad

Los rostros de desolación comenzaron a contagiarse entre el público que aguardaba impaciente la salida de la cofradía, así como del cuerpo de nazarenos cuando abandonó el templo. Las puertas se abrieron al público y a las 20:30 horas, el Consejo con el resto de hermandades visitaron a la Hermandad de Pasión.

{xtypo_rounded3}95 por ciento
eran las probabilidades de lluvia para la tarde del Martes Santo.{/xtypo_rounded3}

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre