Publicidad

3101TECHO DE cantabria (I)

(segunda parte)

{xtypo_code}FICHA TÉCNICA DEL VIAJE
Lugar de partida: Teleférico de Fuente De (1834 m), cerca de Potes. Altitud: 2621 m. Desnivel: 800 m. Desnivel acumulado: 1.000 m. Dificultad: Muy alta. Duración: 8-9 horas. Longitud: 10 Km. Fecha: 11/08/2009.{/xtypo_code}

Publicidad

Ubicados en el camping de Fuente De, cerca de la localidad de Potes, nos hemos quedado a dormir en el refugio de dicho camping.
A las 9:30 nos dirigimos al telesférico que nos subirá hasta la estación superior (1.834 m).

Sobre las 10:45 horas emprendemos la ruta que nos llevará al pico Torre Blanca. Desde la estación del teleférico sale una pista que poco a poco nos va adentrando hacia el interior del macizo central, donde se encuentran las cumbres más altas de los Picos de Europa.

Ya desde aquí las vistas son espectaculares. Muchos picos parecen cuchillas afiladas mirando hacia el cielo, otros, enormes colosos de roca, y otros medio ocultos por grandes neveros. El paisaje es fascinante. ¡Aunque no se subiera a los picos, el estar aquí, ya merece la pena¡

Seguimos por la pista que nos dirige hacia la horcadina de Covarrobres hasta alcanzar la Vueltona (1.960 m). Aquí la pista se convierte en un sendero pedregoso, en donde a nuestra derecha nos vamos dejando Peña Vieja (el anterior techo de Cantabria).

En algunos tramos el desnivel se hace durillo, y más hoy con un sol achicharrante.
Joaquín, Rufino, Manolo S., Rosa, yo, y Aroe que nos hace de guía para ascender a esta cumbre, somos los integrantes de esta ruta.

Casi ya superado los 550 m, vemos el refugio de Cabaña Verónica a nuestra izquierda, y a nuestra derecha la torre de los Horcados Rojos. Desde su collado se ve el enorme pico Urriello (Naranjo de Bulnes), emergiendo como una gran mole.

Aquí hacemos una paradita de diez minutos para retomar fuerzas. Subiendo a continuación hasta Cabaña Verónica (una cúpula plateada allá en lo alto, 2.335 m, son las 12:45, llevamos dos horas de camino), Rufino decide quedarse, y el resto seguimos la ruta.

A partir de aquí, el terreno se complica, y el camino se convierte en un caos de rocas. Hay que estar muy pendiente de no perder de vista los hitos de piedra que nos marcan la dirección hasta Collada Blanca. A los diez minutos de marcha debemos abandonar este camino y bajar hasta la hondonada de hoyos Sengros, unos 100 m. de desnivel.

Por encima de esta enorme hondonada, ya vemos nuestro objetivo: Torre blanca, todavía queda una hora y media por llegar.

(segunda parte)

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre