Publicidad

Hago un llamamiento a nuestro Señor Alcalde para que se dé un paseo por la Barriada del Rocío, por la plazoleta de María Auxiliadora, para que vea a todos esos señores y señoras con su perrito haciendo sus necesidades y dejando los excrementos sin recoger.

Señor alcalde, los que viven en planta baja lo están pasando muy mal en pleno verano oliendo a excremento y orines de perros. Ojalá lo solucionen y sancionen a los dueños de estos perros.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre