Publicidad

TERMINADA LA temporada 2009/2010, es el momento de analizar, crudamente, la situación actual del Dos Hermanas CF. Desde que afrontamos hacernos cargo del mismo,en la temporada 2005/2006, tras la dimisión en la campaña anterior de José Manuel Moreno Soto, lo sustituyó el socio Andrés González Rubio, que supo mantener la categoría, a pesar de dejar muchas deudas, especialmente los cuatro meses a la plantilla y cuerpo técnico.

Nos hicimos cargo del club, nombrando una junta gestora dirigida por Francisco Vasco Vaca ‘Paquino’, y, después de atender las deudas, conseguimos sacar adelante la situación de la entidad. Las temporadas siguientes contamos con la subvención del Patronato Municipal de Deportes, y, especialmente, con la gran colaboración de empresas locales, que aportaron un total de 140.000 euros, que hicieron posible atender los compromisos contraídos.

Las campañas 2008/09 y 2009/2.010, han sido los peores momentos económicos del club. Logramos terminar la temporada 2008/2009, dejando pendiente de pago dos meses y medio de sueldo, ya que la ayuda empresarial bajó a 30.000 euros.

Publicidad

Previendo buscar una solución, me reuní con el señor Alcalde, que me prometió ayudarnos en la Navidad del 2008, compromiso que yo trasladé a la plantilla, que aceptaron esperar hasta entonces. La ayuda no llegó a materializarse.

Comenzamos la temporada 2.009/2.010, arrastrando el pendiente de la temporada anterior, más la planificación de la que comenzaba. Empezamos a trabajar y nos encontramos con negativas por parte de las ayudas del Patronato y entidades locales, que no definían su colaboración, así como la ayuda de los anteriores colaboradores, que nos negaban su ayuda basándose en la crisis reinante, llegando a lograr ayudas que no llegaron a 6.000 euros.

Y no podemos olvidar el colectivo social del club, que no llegó a sumar más de 200 socios, y algunos que se acogieron a pagar el carnet en tres veces, no lo han abonado en su totalidad.

Ante esta difícil situación económica, no teníamos más salida que volver a ocupar a Don Francisco Toscano, solicitándole desesperadamente su ayuda para resolver la problemática que la plantilla nos exigía, ya que las ‘promesas’ que me hacían yo se las trasladaba a ellos con plena seguridad.

Cuando la negativa fue total, los jugadores, técnicos y personal de trabajo, me indicaron que no aguantaban más tiempo sin cobrar sus sueldos. Yo me reuní con todos el día 11 de enero y llegamos a un acuerdo de buscar efectivo para gasolina, solamente, y esperar al final de la temporada.

Cual no fue mi sorpresa, que al día siguiente, me entero que se han reunidos todos sin avisarme, y plantearon entrenar menos días y los partidos a disputar ya verían lo que harían. Ante este ultimatum, convoqué con urgencia a la Junta Directiva, el día 13 de enero, y presenté mi dimisión irrevocable.

Hago este recorrido para hacer un llamamiento a la masa social de que tenemos la responsabilidad de hacernos socios del Dos Hermanas, CF.

A las empresas y negocios nazarenos, pedirles una pequeña colaboración de sacarnos un carnet de socio-colaborador por el simple importe del carnet.

Si logramos concienciar al censo de colaboradores, nuestro Dos Hermanas CF, tendrá más fácil recuperar la categoría perdida, que nos corresponde por historia e importancia de esta gran ciudad nazarena.

¡Todos tenemos la responsabilidad de conseguirlo!

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre