Publicidad

2001El equipo Cerrato Renault de la Liga de Empresas se ha vuelto de la final nacional apaleado y con las manos vacías. Todo los hechos tuvieron lugar en el primer partido de la fase semifinal, en la que el conjunto nazareno estaba emparentado con el de Barcelona.

A falta de pocos minutos para la finalización del encuentro, y con un marcador de 4-3 a favor de los nazarenos, se produjo una tangana en el campo sin conocerse claramente quien la originó. El árbitro desapareció y en el terreno de juego se desarrolló una trifulca que deparó cuatro jugadores del Cerrato hospitalizados.

La propia Policía instó al equipo nazareno a que se mudara de hotel, (en el mismo se hospedaba el conjunto barcelonés), con las consiguientes costas para los de Dos Hermanas. Cerrato Renault ha calificado como vergonzosa la actitud de la organización, por lo que no descarta llevar el asunto a la vía judicial. La organización justificó la eliminación de los dos equipos: al pelearse, infrigieron las normas.

Publicidad

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre