Concentración. Vecinos en la obra, donde acudieron dos efectivos de la Policía Nacional y dos de la Local.Los provocaron roturas en la tubería por una excavadora que instalaba el gas natural

Un grupo de vecinos de la barriada de Cantely protagonizaron el pasado lunes una protesta ante las consecuencias que estaban sufriendo en el suministro de agua a causa de unas obras para la instalación del gas natural en la barriada. Según Francisco Jurado, presidente de la A.VV. Cantely-Torre de los Herberos, una subcontrata de la empresa Gas Natural provocó, los días 15, 16 y 17, tres cortes de agua a causa de tres roturas en la tubería de la calle Alquería provocadas por una excavadora.
 

Estos incidentes consecutivos, según Jurado, provocaron cortes en el suministro que padecieron los vecinos de la plaza Cantely, Orippo y Alquería de 16:00 a 19:00 horas.

Reunión con todas las partes
Para evitar males mayores, la asociación de vecinos convocó a los afectados a una concentración en la que esperaban poder reunirse con representantes del Ayuntamiento, la empresa encargada de los trabajos y Emasesa, con el fin de solucionar el problema.  Al no presentarse nadie en una primera convocatoria, los vecinos que acudieron se acercaron hasta la calle Alquería con la intención de parar las obras hasta que no se produjera dicho encuentro.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron dos técnicos de la Delegación de Obras y Servicios, enviados por el delegado, Francisco Rodríguez, que fueron los primeros en personarse en la concentración. Tras conversar con los vecinos allí presentes y reunirse con el encargado de obras, la razón esgrimida por la empresa era, según apuntaron los técnicos, que en los planos facilitados por Emasesa no aparecía ninguna tubería de agua en esa zona.
Precisamente, un representante de la empresa metropolitana del agua también acudió al lugar de los hechos, aportando un nuevo plano en el que aparecían reflejadas las tuberías de agua que recorren la barriada.

Al tratarse de una instalación con mucha antigüedad, Emasesa tampoco contemplaba que en la segunda zona de actuación, en la trasera de la calle Herberos, discurre la arteria principal que abastece a toda la barriada y los tubos de agua del pozo de riego. Por este motivo, desde la empresa del agua se comprometieron a realizar catas para determinar por dónde pasan concretamente estos conductos y así evitar desperfectos y cortes en el suministro. Asimismo, en caso de producirse algun incidente puntual, Emasesa garantizaría el suministro de agua, cortando la parte afectada y desviando el agua desde otras arterias de la zona.
Asimismo, desde la asociación de vecinos se hizo un llamamiento a los vecinos para que estuvieran pendientes y avisaran de cualquier irregularidad durante el tiempo que permanezcan las obras.

Acuerdo conciliador
Tras una hora de reunión con todas las partes, se llegó a un acuerdo que disolvió la concentración. Desde la empresa encargada de las obras se prometió “más cuidado” en los trabajos que se acometieran con el fin de hacer menos molestas estas actuaciones. Asimismo, desde el Ayuntamiento de Dos Hermanas, los técnicos personados en la barriada aseguraron que harían un seguimiento de las obras para evitar que se repitieran los cortes en el suministro que habían sufridos los vecinos durante las últimas jornadas.
Se espera que los trabajos en la calle Alquería acaben hoy y se continúe por la calle Herberos.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here