Publicidad

Los glaciares de Milford son algunos de los lugares que David ha visitado. La web es un punto de encuentro para viajeros que comparten información práctica

Hay muchísima gente viajando por el mundo. Esta es una obviedad, pero no todos viajan de la misma manera. Así lo demuestran los chicos de www.nomadeando.com, un portal de Internet nacido a raíz de un encuentro fortuito entre un nazareno y un gaditano en tierras mejicanas, y que ha recibido más de 30.000 visitas desde que abrió en septiembre. David y Tomás son los creadores de esta página en la que se pretende crear una red multicultural que integre a todos aquellos que piensen que viajar de otra manera es posible y que ofrezcan información útil sobre cómo desplazarse por el mundo sin alojarse en hoteles de lujo, por lo que cualquiera puede convertirse en colaborador.
 

Pero, ¿qué manera es esa? “Viajar no es hacer turismo por los circuitos establecidos”, explica David, “al menos, no como lo entendemos nosotros y mucha gente que hemos conocido alrededor del mundo”. Viajar es, para estos chicos y sus colaboradores en la red, conocer a la gente de los lugares que se visita, los pequeños sitios, el comercio local, los transportes públicos, sus costumbres, su cultura, su forma de vida; en una palabra, “integrarse”, dice Tomás, quien se ha pasado un año en Suramérica. “Empecé en la Guayana Francesa y de ahí viví en una finca en Colombia, donde trabajé a cambio de casa y comida para terminar trabajando con plataformas de árboles y bambú”.

Publicidad

El ‘estado viajero’
Este portal web, que bebe de las fuentes de otros existentes en Europa, pretende no sólo comunicar a los que viajan, organizarse al margen de las multinacionales y poner de acuerdo a quienes disfrutan del placer de recorrer mundo, sino que también pretende funcionar como gestor de contenidos culturales: arte, música, fotografía o diseño, aunque a medio plazo, cuando se haya consolidado en el ciberespacio.
Los bosques de Xilitla, Méjico.Mientras tanto, y con la ayuda de muchas personas que ya conocen la web, se va nutriendo de nuevas experiencias, como las de María y Javi, que envían sus fotografías y crónicas de viajes desde sitios como Cuzco (en Perú) o Caracas y Los Roques (en Venezuela).
Por su parte, David también contribuye con sus crónicas viajeras, la última desde Nueva Zelanda, donde ha estado un mes, “viviendo y trabajando”, ya que viajar no es sinónimo de vacaciones para estos nómadas. Por eso, uno de los objetivos, ya en lo personal, es alcanzar el “estado viajero”, es decir, encontrar lo nuevo y lo sorprendente en el mismo lugar donde se vive, es decir “aprender, estar más perceptivo, abierto al entorno que te rodea. En ese momento, el sentido del tiempo cambia, por eso viajar no es sinónimo de 15 días de vacaciones para nosotros”, comenta Tomás. “Este tipo de viajes influyen en el desarrollo personal y laboral, así que es muy positivo”.

Proyectos
Aparte de diversificar los contenidos y aumentarlos con reseñas culturales de todo tipo, nomadeando.com está a la espera de integrar en su red un viaje de otros dos colaboradores más que recorrerán el mundo en un coche 2CV, en homenaje a otro viaje similar. David también está pendiente de irse tres meses por Latinoamérica como músico acompañando a un cuentacuentos.

Adaptación al entorno
Disponer de tiempo, de un trabajo flexible o facilidad de idiomas ayudan a “buscarse la vida” cuando el concepto de viajar excede el de las típicas vacaciones que conocemos todos. Nomadeando.com ayuda a los viajeros a intercambiar opiniones, información y descripciones de rutas fuera de los circuitos comerciales. Todo el que lo desee puede colaborar en la web.

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre