Publicidad

Cómo prevenir el trastrono afectivo estacional

Se acaba el otoño y próximamente llega el invierno y con él posiblemente algunas personas padezcan el llamado trastorno afectivo estacional, una forma  leve de depresión caracterizada por:

– Tristeza
– Desmotivación
– Irritabilidad
– Pérdida de energía
– Alteraciones en el sueño

Publicidad

Los desajustes emocionales relacionados con el otoño e invierno son inesperados y sin una explicación lógica para quien los padece.

¿Cuáles son las causas?
Aunque no existe una única causa, un factor que parece influir con fuerza es el hecho de que los días se acorten y las horas de luz natural se reduzcan.
Por otro lado la apatía ante estos cambios estacionales provoca que algunas personas se desmotiven y entren en un periodo de inactividad y no continúen del mismo modo con las responsabilidades cotidianas.

¿Qué hacer?
• Aumente la exposición a la luz natural: procure pasar más tiempo al aire libre durante las horas de luz natural, tal vez haciendo ejercicio o simplemente paseando.
• Mantenga un horario de sueño regular: acuéstese y levántese a la misma hora. No obstante si las alteraciones del sueño persisten será necesario tomar medidas más concretas.
• Siga una alimentación equilibrada.
• Continúe con sus actividades rutinarias: procure no desatender sus tareas y sobre todo planifique nuevas actividades para cuando se empieza a poner el sol, de este modo tendrá la mente ocupada.

Los cambios estacionales no deben influir en nuestra vida. Se necesita un periodo de adaptación al nuevo clima, pero debemos trabajar para que las alteraciones emocionales que surjan no den lugar a crisis que se mantengan y se cronifiquen en el tiempo.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre