Me llamo Cristóbal Terrón, algunos de ustedes me conocen por mi trayectoria profesional como miembro del grupo de empresa de Vicasa, a la que dediqué mi vida laboral, y otros por mi compromiso contraído no sólo con mi barrio (El Chaparral) sino con toda la zona Sur.

De nuevo llegan las elecciones municipales. Así que es el momento de hacer una reflexión seria sobre qué queremos para nuestro barrio y también de pensar qué personas y qué proyectos son los mejores para nuestro futuro.

En mi opinión, se han llevado a cabo algunos avances en los últimos años, pero no son suficientes. Los problemas de la Zona Sur siguen siendo importantes. El plan integral que hemos reclamado no ha llegado. Todavía somos la Cenicienta de Dos Hermanas, nuestra opinión no ha sido tenida en cuenta.

Creo que ha llegado el momento de exigir. La Zona Sur necesita un distrito propio, que los vecinos sean los que tomen las decisiones sobre en qué hay que gastar los dineros que el Ayuntamiento invierte en nuestros barrios. Hay ciudades, como Córdoba, donde se organizan asambleas en los barrios para tomar esas decisiones. A eso se le llama "Democracia Participativa".

Sólo los que vivimos aquí todos los días sabemos cuáles son nuestros problemas y cómo hay que darles solución. Desde hace algún tiempo, Izquierda Unida viene proponiendo que la Zona Sur tenga las mismas condiciones que el resto de Dos Hermanas, y que tengamos las mismas posibilidades y la misma calidad de vida que el resto de la ciudad. Para ello proponemos ese plan integral que venimos reclamando, que contaría con presupuesto propio y que llevaría al Ayuntamiento a crear programas especiales en materia de vivienda, servicios sociales, educación y empleo.

La Zona Sur también necesita un centro cívico en condiciones, un centro de día para mayores y un mejor servicio de autobuses urbanos que acabe con el sistema tercermundista que tenemos en la actualidad, con bonobuses gratuitos para personas jubiladas y pensionistas. Necesitamos guarderías municipales y un sistema de ayuda a domicilio para personas mayores y discapacitadas. Necesitamos poder caminar tranquilamente por las calles, sin riesgo de que te atropellen. Necesitamos una convivencia tranquila y segura.

Nuestro barrio es un barrio de trabajadores y trabajadoras, de personas honestas y honradas. Exigimos por tanto, que nos den lo mismo que tiene el resto de Dos Hermanas, y que podamos vivir como en el centro, que nuestros jóvenes tengan trabajo y futuro, y no sólo envíen las botellonas que no quieren para otras zonas de la ciudad.

Por todo ello te animo a que el próximo domingo demos un nuevo rumbo al destino de la Zona Sur. Ese nuevo rumbo sólo puede darlo Izquierda Unida.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here