Cuentos de la mar serenaLa compañía lleva 20 años trabajando para el público infantil

La compañía Atelana Teatro se dedica al teatro de títeres desde hace dos décadas. Formada por Carlos Pérez y Mª Carmen Díaz han recorrido toda España con sus espectáculos. Asentados en Dos Hermanas desde hace varios años, son habituales sus representaciones en las ferias del libro o en actividades culturales de la Hacienda de Quinto, entre otros.
 

 

Ahora acaban de estrenar su última creación, Entre pinzas y fábulas, que se representó por primera vez los pasados días 8 y 9 de mayo en Sevilla, aunque la itención es que venga también al Teatro Municipal. Con esta representación, Atelana Teatro da un paso más en sus obras, ya que es la primera vez que mezclan el trabajo de actor con el títere. Además, aunque hasta ahora creaban los textos de sus propias obras, en esta ocasión han tomado como referente las fábulas que se cuentan en El libro de Buen Amor, del Arcipreste de Hita, “escrito hace varios siglos pero que sigue fascinando al público porque los refranes, dichos y anécdotas están en la memoria colectiva de todos”, explica Carlos Pérez. En este montaje es el viejo Leonardo el que cuenta estas fábulas mientras tiende en su azotea.

Materiales cotidianos que se convierten en personajes

Además de los textos propios, los títeres también son de creación propia por parte de Atelana Teatro. Desde la técnica tradicional del guante hasta el marote o la varilla, Carlos y Mª Carmen dotan de personalidad a objetos tan simples como unos vaqueros o unos calcetines, sobre todo en este último espectáculo en el que los personajes no están definidos al cien por cien, lo que deja a la imaginación del espectador todo el trabajo. “Es increíble cómo con unos bolsillos de un pantalón vaquero todos ven un burro. Pero cada uno ve el suyo, ahí es donde reside la magia del títere tal como nosotros lo planteamos”, dice Carlos. “Nuestra idea es sugerir para que cada individuo vea su proio personaje, algo que hemos logrado al máximo con este último montaje”.

Investigación del
lenguaje escénico

Los integrantes de Atelana Teatro proceden del teatro experimental de los años 80, cuando el clown o el teatro de calle estaban más vivos que nunca. A partir de varias propuestas, se decidieron a apostar por el teatro de títeres, en una investigación constante del lenguaje escénico. “Hemos montado obras a partir de un solo poema, o hemos incluido versos dentro de una obra. Hacer teatro de títeres da unas posibilidades que no ofrece el teatro de actor. En uno de nuestros montajes hacemos que una hipopótama se enamore de un pirata. Eso no está al alcance del teatro convencional”, comenta Pérez.

Dentro de sus creaciones teatrales, Atelana siempre apuesta por la imaginación, por el esquema clásico del cuento pero adaptado al momento presente. Y aunque el teatro de títeres está fundamentalmente dirigido al público infantil, sus obras son tanto para pequeños como para mayores. “Utilizamos un lenguaje sencillo y directo porque nuestro público habitual es muy exigente. Los niños son los espectadores más sinceros y ese es un reto con el que nos gusta jugar. Si a un niño no le ha gustado tu obra, se levanta y se va, sin más”, dice Carlos.

La experiencia docente

La labor de Atelana Teatro no se ciñe a las representaciones que realizan, sino que han impartido talleres a alumnos que se han interesado por el mundo del teatro de títeres.
Sin duda una de las experiencias más impactantes que Carlos recuerda fue su etapa de trabajo con títeres con los presos de la cárcel. “Tras una reacción de escepticismo, al final se pasó a una euforia en la que ellos mismos consiguieron escribir sus propios textos para luego representarlos ante sus hijos. Fue algo maravilloso”, rememora Carlos.

 Giras y festivales
Atelana Teatro no para de trabajar por toda España. El año pasado estuvieron de gira por el País Vasco y participaron en el Festival Titirilandia de Madrid. Además, uno de sus destinos más habituales es el Levante, donde suelen actuar casi todas las temporadas. Atelana Teatro ha llegado también a las islas, donde han actuado en Tenerife, e incluso en el sur de Francia.

'Entre pinzas y fabulas'‘Entre pinzas y fábulas’
La última creación de Atelana Teatro nos introduce en el mundo de las fábulas, los cuentos populares y la memoria colectiva con objetos de la vida cotidiana. 

 

 

 

'El amor de Rita la hipopotamita''El amor de Rita, la hipopotamita’
La imaginación es el arma más poderosa. En ninguna otra obra de teatro una hipopótama podría enamorarse de un pirata. 

 

 

'El despiste de Bigotof'‘El despiste de Bigotof’
La magia y la amistad son las claves de esta divertida comedia de enredo, en la que la compañía de teatro de títeres utilizó para la elaboración de los personajes materiales sacados de la basura. Con mucho esfuerzo e imaginación se suple la falta de medios. Ningún ejemplo mejor que estos títeres, a los que no les falta ningún detalles, realizados con materiales de desecho. 

 

 

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here