Publicidad

La UCA-UCE recomienda su tramitación para la correspondiente inspección y sanción 

La Unión de Consumidores de Dos Hermanas está lanzando una campaña informativa para que los consumidores que denuncien deficiencias en los bares y cafeterías las presenten formalmente. Según la UCA-UCE, “el número de reclamaciones que se tramitan no es muy elevado en comparación con las quejas y consultas que frecuentemente se tramitan en su oficina de la Plaza de Abastos. Desde la Unión de Consumidores se considera que “es importante que los usuarios no sólo se queden en la simple queja al camarero, para que se puedan llevar a cabo las correspondientes inspecciones y las sanciones pertinentes que reviertan en unas mejores relaciones de mercado”. Para ello, es necesario que se soliciten las hojas de reclamaciones y que se tramiten a través de los servicios de consumo de la Junta de Andalucía, las Oficinas Municipales de Información al Consumidor o las asociaciones de consumidores.
Asimismo, la UCA-UCE de Dos Hermanas ofrece en su campaña las limitaciones y exigencias que la ley marca sobre la actividad de restauración. Por ejemplo, “los alimentos expuestos sobre la barra deben estar protegidos por vitrinas o armarios refrigerados ya que se puede comprometer seriamente la salud de los clientes; los alimentos cocinados han de estar separados de aquellos que estén todavía crudos; la vajilla y los cubiertos deben presentar un estado óptimo de higiene”.
Las recomendaciones prosiguen con la colocación siempre en un lugar visible del listado de precios e indicar si existe alguna diferencia en el consumo del  producto en la barra o en uno de los veladores. El tíquet o factura es obligatorio entregarlo cuando se hace la cuenta aunque el cliente no lo solicite, desglosando el precio final por conceptos. Además, según la legislación vigente, los establecimientos turísticos deben tener hojas de reclamaciones. 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre