Publicidad

entrenamiento de full contactJesús Alcocer Mejías ‘El Toro’ y Cristobal Fernández Montes ‘Cristo’ son en la actualidad campeón y subcampeón de Full Contact, respectivamente.

 

Para los que lo practican, el Full Contac, la oveja negra del deporte español, se trata de una práctica similar al kárate, pero con más contacto, y al boxeo, pero usando además las piernas. En el Full Contact los golpes se dan de cintura para arriba, mientras que, por ejemplo, el Kick Boxing permite golpes más bajos, por encima de las rodillas.

Publicidad

A pesar de que cada vez la afición es mayor en Dos Hermanas y son más los jóvenes que se deciden a practicarlos, tanto las condiciones de su preparación como el entorno y los mitos que lo rodean son muy duros, y hacen que sea una práctica poco difundida por los medios. Este es el caso de dos jóvenes nazarenos, Jesús Alcocer Mejías y Cristóbal Fernández que han conseguido en el último campeonato de España copar el podio como campeón y subcampeón en las categorías de súper pesado y peso medio, respectivamente.

Uno de los elementos que lo convierten en un deporte algo censurado es su carácter eminentemente violento, ya que, como asegura Cristóbal, “he llegado a romperme la nariz en un campeonato y he salido con algún que otro ojo morado”. Por su parte, Jesús Alcocer ‘El Toro’ ha tenido más suerte y apunta que ha salido “poco señalado en las competiciones: sólo un ojo morado y algún que otro arañazo, pero nada grave. Sin embargo, una vez en un entrenamiento me abrieron una ceja”.

Gajes del oficio aparte, ambos deportistas también quieren resaltar las carácterísticas positivas de su práctica, asegurando que, según Cristo, “agiliza el cuerpo y la mente, además de permitir relacionarte con otra gente”, o, como asevera Jesús, “el Full Contact es uno de los deportes más completos”.

jesus alcocer Jesús Alcocer Mejías : Campeón de España en categoría de super pesado

¿Qué se necesita para ser un competidor profesional?

Se necesita mucho entrenamiento y una buena formación, ya que una vez que das el salto no puedes bajar de categoría. Ser profesional requiere  una dedicación absoluta que, por mi trabajo, no me lo podría permitir. Además, vivir de esto es muy complicado y la mayoría de los competidores tienen sus trabajos paralelos.

¿Cómo y cuando se inició en el Full Contact?                                                                                            

Empecé siendo un niño cuando mi madre me apuntó a clases de Kárate. Con los años aquel deporte me parecía muy ‘light’ y decidí iniciarme en otra modalidad de artes marciales. Eso fue hace nueve años cuando comencé aprender con Francisco Suárez, seleccionador andaluz, con el que lo he aprendido todo.

¿El entrenamiento es muy duro?

Lo imprescindible es coger fondo principalmente y luego ir trabajando las técnicas y las estrategias del combate. Le dedico unas dos horas y media de entrenamiento al día.

Cuenta en su haber con muchos títulos, pero, ¿Está bien reconocida la práctica de este deporte?

Está poco reconocido porque la gente lo conoce menos que el boxeo, que tiene más salidas. Actualmente han mejorado las cosas desde que se unieron la Federación y la Confederación Andaluza, ya que antes iba a un campeonato poco preparado, con dos peleas al año y ya llevo unas diez

¿Tiene mala fama el Full Contact por su carácter violento?

Lo que pasa es que hay mucha gente que no conoce este deporte y que habla por hablar. La gente más cercana siempre teme mucho por mi integridad, como mi madre, que no quiere que pelee, pero luego es la primera que está allí animándome. Mi novia también me apoya y me dice que si es lo que a mí me gusta, a ella también.

¿Hay mucha afición en Dos Hermanas por el Full Contact?

Sí que hay mucha y en todos los gimnasios se practica. Además, una vez se celebró en Dos Hermanas un campeonato de Andalucía y fue mucha gente. Sin embargo, ayuda institucional hay poca y nunca he visto nada del Patronato Municipal de Deportes.

¿Cuáles son sus próximas aspiraciones en esta competición?

Ser el campeón de Europa en la celebración de los Juegos no Olímpicos que tendrán lugar en Sevilla en el próximo mes de septiembre y ser de nuevo campeón de España en el mes de noviembre. Además, me veo ya como un competidor profesional.

cristóbal fernándezCristóbal Fernández : Subcampeón de España en la categoría de Peso Medio

¿Cómo se inició en este deporte?

Siempre me ha llamado mucho la atención todo el mundo de las artes marciales, pero hace nueve años me decidí a probar este deporte porque  se basaba en un contacto más real y no tenía tantas coreografías. Tras iniciarme en el 2002 en la competición, logrando el título de campeón de Sevilla y Andalucía, he estado cuatro años inactivo hasta la fecha en la que he sido subcampeón de España, además de repetir título como campeón de Sevilla y Andalucía en la categoría de peso medio.

¿Tiene futuro practicar el Full Contact?

Es muy complicado porque requiere de mucha dedicación y además cuenta con muy poco apoyo, por lo que aunque seas profesional siempre tienes que tener otro trabajo para poder vivir.Es muy duro.

¿Por qué no está bien visto en la sociedad?

Entre la gente joven sí, pero entre las personas mayores no porque lo ven como un deporte de burros y no saben que detrás hay una gran deportividad. Por ejemplo, entre los que conformamos el equipo andaluz hay una unión tal que siempre nos echamos un cable los unos a los otros.

¿Por eso no está tan reconocido el hecho de haya sido subcampeón de España?

Claro, porque este deporte no llega a la altura de ningún otro deporte. Nos tienen censurados y por ello no dan lugar a que lo conozca la gente y la verdad es que se trata de un deporte muy bonito.

¿Hay mucha afición en Dos Hermanas?

La verdad es que sí. Yo doy clases de Full Contact y tengo a 40 alumnos, entre ellos, algunas chicas, a pesar de que les da cierto corte por ser una práctica eminentemente masculina. Hay mucha gente aficionada y que lo practica, pero los que compiten son menos, porque ven que es muy duro.

¿Qué le impulsa a seguir compitiendo?

Me impulsa la satisfacción personal y, sobre todo, mis alumnos, que me hacen sentir como un Dios cada vez que vuelvo de una competición. Ellos me dan la fuerza y me siento como su asesor. Luego, mi familia me apoya en todo y mi novia es la que me ayuda y aconseja a la hora de las dietas.

¿Cuál es su próxima meta?

Me han dado la oportunidad de competir en el Campeonato de Europa que se celebra este año en Sevilla en el mes de septiembre. También me gutaría ser campeón del mundo o poder dedicarme a esto profesionalmente. Si no, en un futuro me gustaría tener mi propio negocio y seguir enseñando lo que yo he aprendido.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre