Publicidad

El paso de Misterio sólo aguantó en la calle varios minutos ante la expectación de los fieles

Por tercer año consecutivo la Hermandad de la Amargura no puede hacer estación de penitencia por las calles de Dos Hermanas. La lluvia volvió a truncar los deseos de hermanos, nazarenos y costaleros, así como de la feligresía que abarrotó la Plaza Virgen de la Amargura, donde se sitúa la capilla, para ver salir la cofradía.
 

Una difícil decisión
Sobre las 17:30 horas, la Junta de Gobierno de la Hermandad se reunió de urgencia para decidir si saldría la cofradía a la calle, a la luz de las previsiones meteorológicas, que auguraban lluvia. Tras varios minutos de deliberación, los miembros de la Junta de Gobierno decidieron sacar las imágenes ya que en ese momento el agua había dado una pequeña tregua, aunque siempre con precaución y cautela, llevando un capote para tapar la talla de la Amargura en caso de que empezaran a caer las primeras gotas.
Así, la Cruz de Guía salió a la hora prevista, a las 18:00 horas, seguida del cuerpo de nazarenos, que este año había aumentado considerablemente por varias razones, pero sobre todo por las ganas que tienen los hermanos de la Amargura de ver su cofradía en la calle.
Tres marchas dedicadas
Unos veinte minutos más tarde de que saliera la Cruz de Guía, el paso de Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz y Nuestra Señora de la Amargura salía por el dintel de la puerta de la capilla para recorrer tan sólo unos metros, ya que prácticamente al mismo tiempo comenzaba a llover. Antes de que arreciera la lluvia, el paso procesionó brevemente por la Plaza Virgen de la Amargura al son de las marchas 'En tus brazos', 'Mi Cristo de Bronce' y 'Presentado a Sevilla' a cargo de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Estrella.
Las lágrimas, la rabia y la decepción se dibujaba en los rostros de nazarenos, costaleros, y todos los que se habían congregado para ver salir a la Hermandad, ante la expectación de la salida procesional de este año, debido a la imposibilidad de llevarla a cabo en Semanas Santas anteriores.
Las imágenes volvieron a la capilla, donde los hermanos rezaron ante el paso arriado, con gesto compungido. Una vez más, la meteorología ha vuelto a jugar en contra de esta Hermandad, que ha visto con impotencia cómo se truncaban sus deseos de llevar por las calles nazarenas a sus titulares.

Publicidad

Tres años sin Amargura

Parece que la mala suerte y la meteorología juegan en contra de la Hermandad de la Amargura, que ha visto cómo por tres años consecutivos su cofradía no puede hacer estación de penitencia por las calles de Dos Hermanas. La expectación este año era mucha y el público se tuvo que conformar con una breve aparición del paso.
 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre